Nunca imaginarás en que parte de tu cuerpo vive esta diminuta y fea criatura.

Seguro que no sabías que existen millones de microorganismos que se arrastran e incrustan por en tu cara y cuerpo en este momento y que a simple vista no pueden ser vistos por el ojo humano.

Algunos de estos microscópicos organismos son muy extraños y perturbadores, que si las vieras en ti de seguro no dormirás muy tranquilo, pero es hora que lo sepas.

Esta pequeña criatura se llama Demodex folliculorum, este es un ácaro parásito que vive en los poros y folículos del pelo, se alimenta de secreciones y piel muerta, y posee unas garras minúsculas y una estructura en forma de aguja que hace la función de boca con la que se alimenta de las células de la piel. Su sistema digestivo apenas produce desechos, por lo que carece de una abertura excretora.

Los Demodex pueden medir menos de 0.4 mm, y viven en la cabeza abajo en los folículos. Se puede encontrar en la frente, nariz, mejilla, barbilla, y a menudo en las raíces de las pestañas de los humanos,estos pueden salir de los folículos pilosos y moverse en la piel de su huésped, generalmente por la noche, que es cuando pueden hacer sus recorridos aprovechando la oscuridad.

da hembra de Demodex puede llegar a poner hasta 25 huevos en un solo folículo. Las crías se aferran firmemente al pelo mientras crecen y cuando ya ha madurado, el ácaro abandona el folículo y busca uno nuevo para poner sus huevos. Este ciclo suele durar entre 14 y 18 días.

Pero, es inofensivo y no transmite enfermedades, pudiendo de cierta manera considerarse beneficioso, porque se alimenta de las células muertas de nuestra piel, eliminándolas al ingerirlas como alimento. Pero, vale destacar que una gran cantidad de ellos puede causar trastornos de la piel.

 

El demódex folliculorum puede relacionarse con la rosácea, la cual es una enfermedad de la piel, que se da principalmente en la cara, caracterizada por enrojecimiento, proliferación de vasos sanguíneos, infección de folículos pilosos e inflamación.

El demodex puede transmitirse entre los huéspedes por medio del contacto con el pelo o las glándulas de la cara, sin embargo, los científicos aún no están seguros de cómo es que se infectan los seres humanos por primera vez de estos ácaros. La mayoría de las personas que tienen en su piel estos extraños y feas criaturas ni siquiera lo saben hasta que se presentan los agresivos síntomas

 

Loading...

Comentarios