4 chicos violaron a niña – Meses después, la madre hace un aterrador descubrimiento en el baño

La adolescencia es una de las fases más complicadas por la que todos debemos pasar. Nuestro cuerpo comienza a experimentar cambios, comienza a desarrollarse e incluso, nos resulta difícil encontrarnos a nosotros mismos. Además, suele importarnos excesivamente la imagen que tienen y lo que piensan de nosotros los demás.

Una de los principales motivos por el que muchos jóvenes sufren durante esta etapa es a consecuencia de los comentarios que reciben de otras personas, y la verdad es que los jóvenes, pueden llegar a ser muy crueles si se lo proponen y el problema es que, aun no son conscientes de los terribles finales que pueden ser provocados por sus acciones o el poder de sus palabras. La historia que os contaremos a continuación, es uno de los miles de ejemplos que han ocurrido en nuestra sociedad.

Rehtaeh Parsons, es una joven de Darthmouth (Nueva Escocia), Canadá. En el 2011 cuando tenía 15 años de edad, acudió a una fiesta con una amiga. Nunca imaginó que ese sería el comienzo de una terrible pesadilla que tendría un trágico final.

Esa noche, Rehtaeh fue violada por cuatro compañeros de la escuela, mismos que después tomaron algunas fotografías de su espantosa acción y por si fuera poco, decidieron difundir esas imágenes por todo el colegio como una “broma”.

Los días pasaron y Rehtaeh no se atrevía a contarle a su madre de lo ocurrido, sin embargo, no pudo ocultarlo más y finalmente, lo consefó todo.

Después de saber la verdad, Leah, su madre, la llevó rápidamente al hospital pero no mostraron mucho interés en ayudar ni averiguar sobre el abuso.

Tampoco la policía mostró interés en el caso. Nunca detuvieron a los jóvenes, ni fueron interrogados, y ni siquiera se interesaron por ver las fotografías que los supuestos abusadores habían hecho a su víctima.

Pasado un año, el caso de Rehtaeh fue concluido por falta de pruebas.

Fue en ese momento cuando la vida de Rehtaeh se convirtió realmente en una pesadilla. A diario era acosada en la escuela y por las redes sociales, había perdido la confianza en sí misma y también la relación con todos sus amigos; todos se habían puesto en su contra. La inocente niña, además de tener que vivir con los tormentosos recuerdos del terrible suceso, soportaba constantemente burlas y críticas por todos sus compañeros, lo que le impedía poder olvidar lo ocurrido.

La pobre joven recibía mensajes a diario de compañeros invitándola a conocerse íntimamente; se había convertido en una cualquiera ante los ojos de los demás.

El constante acoso propició que la joven abandonase la ciudad. Ya no sabía lo que era vivir en paz y tranquilidad, siendo señalada incluso por la calle como si ella hubiese sido la autora de un crimen.

La joven se sentía sola, abatida y sin ganas de vivir.

El 3 de marzo del 2013, Rehtaeh escribió en su cuenta de Facebook lo siguiente:

”Al final no habremos de recordar las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos”.

Meses después, la joven decidió quitarse la vida de la forma más horrible. Se había ahorcado en el baño de su casa. Cuando llegó su madre a casa, ya era demasiado tarde… La joven se encontraba inconsciente.

Inmediatamente, la llevó al hospital pero Rehtaeh tenía daños cerebrales. Días después, sus padres decidieron desconectarla de la máquina que la mantenía con vida, pues la posibilidad de que despertase era nula.

Lamentablemente, la policía nunca hizo nada argumentando “falta de pruebas”.

El padre de Rehtaeh comentó que su hija había muerto de desconsuelo, el acoso por parte de la sociedad la acompañó hasta el final de sus días y desgraciadamente, ni las autoridades ni la escuela quisieron ayudarla tratando de poner remedio al asunto.

Continuamente, salen a la luz historias de niños abusados y en su mayoría, nadie hace nada por ayudarlos.

Aunque los padres hacen lo posible por sus hijos, pocas veces logran ser escuchados. Y los culpables que cometen estos terribles crímenes continúan libres como si nada hubiera ocurrido.

¡Debemos de frenar esto de una vez por todas! Que ningún niño sea dañado y tenga que recurrir a la única opción de quitarse la vida por culpa de una sociedad que en vez de escuchar, ayudar o hacer algo, se dedica a maltratar directamente con sus críticas, comentarios e incluso con total indiferencia.

Cualquier persona puede ayudar en estas lamentables situaciones para que nuestros hijos puedan crecer en un lugar mejor. Es necesario educar a nuestros hijos para que se conviertan en buenas personas. La manera más simple es predicando con el ejemplo.

Es el deber de todos el parar este tipo de crueldades, ¿cómo? no quedándonos callados ni siendo partícipes de críticas o burlas, de los acosos que a diario viven millones de adolescentes.

Pues no solamente existe el casi de Rehtaeh, sino de un sinfín de jóvenes que han sufrido lo mismo que ella y que ante la incompetencia de las autoridades y la ignorancia de la sociedad, no ven como más opción que quitarse la vida.

¡Basta de vivir con una venda en los ojos! El día de mañana puede ser algún ser querido que pase por esto y para que esto no ocurra, difunde la historia de esta joven, esperamos que muchos recapaciten y decidan hacer la diferencia en esta sociedad que cada vez está más inmersa en la maldad, el egoísmo y la arrogancia.

¡Hoy por ella y mañana por ti, que su historia no quede impune!

¡No olvides COMPARTIR esta historia y ayudemos a esta familia a conseguir justicia!

¿Qué opinas sobre esta trágica situación?

 

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

 

Loading...

Comentarios